Craft, niños, moda, viajes, cocina, arte e imaginación

jueves, 6 de junio de 2013

Una excursión a la naturaleza: las Fuentes del Algar

El fin de semana se acerca y por eso quería contaros la excursión que hicimos hace un par de semana a Las Fuentes del Rio Algar, quizás esteis cerca y podáis programar una visitar después de leer el post, porque verdaderamente es un sitio muy agradable. Hicimos un picnic dentro del recinto y a mi hija le encantó estar rodeada del tantas cosas diferentes a las que se encuentra en su vida cotidiana. Creo que es importante acercar a los niños a la naturaleza, y es necesario, ¿no os pasa a vosotras que necesitáis cargar pilas fuera del entorno de la ciudad y respirar aire sin contaminar?, eso que algunas veces se dice que es necesario abrazar arboles para renovar la energía. Yo si lo necesito, y los niños más que los adultos.

Por eso hemos decidido hacer excursiones o picnic a lugares donde podamos encontrar naturaleza en estado puro, y uno de esos lugares son las Fuentes del Algar.



Las Fuentes del Rio Algar se encuentran el pueblo de Callosa de Enserría, famoso por sus buenísimos nísperos, una fruta que nos encanta y que sobre el mes de mayo la cosecha este en pleno apogeo, por lo que también aprovechamos esta circunstancia e hicimos acopio de esta fruta -en Instagram subí una foto de la caja de nísperos que compramos-, aunque nos duro muy poco, estaban tan deliciosos que los terminamos en pocos días.






La población de Callosa de Ensarría se encuentra a 15 kilómetros de Benidorm. Decidimos ir un sábado en previsión de que hubiese menos masificación, ya que era la primera vez que ibamos preferiamos estar menos acompañados. En verano hay muchos excursionistas, pero también tienes una ventaja y es que puedes bañarte en sus aguas puras y heladas.

La cascada de la imagen me impacto, cualquiera diría que estamos en Tailandia y o un lugar exótico lleno de agua y vegetación, no sabéis el vapor que desprendía el agua por la fuerza con la que caía, creo que en la foto se llega apreciar, hay como una patina nebulosa al fondo debido a ese vapor.


Ana Elvira disfruto muchísimo, se sentía muy feliz en medio de ese lugar tan impresionante lleno de vida natural, con amplios espacios abiertos donde correr y jugar.


La vegetación es muy variada, puedes encontrarte todas las especies mediterráneas de flora silvestre, y está muy cuidado todo.

Los castaños ya comienzan a crear sus frutos, en otoño también será precioso este lugar, seguro que repetimos y vemos los cambios que prepara la naturaleza para la estación donde cae la hoja y nace otro tipo de belleza.

La pequeña cascada y el remanso de agua de la siguiente foto da una gran paz y es de una gran belleza.

Este pajarito se puso a posar para la foto y no podía dejar de salir en el post. Fue muy gracioso porque se quedo un ratito parado mirándome y a pesar del ruido del obturador me dejo hacerle varias tomas. Con él despedimos el post de hoy. 



P.D.Si queréis más información sobre este idílico lugar podéis escribirme un email y responderé a todo lo que me preguntéis. También buscando en google hay muchísima información y cómo llegar.


6 comentarios:

El mundo entre migas de galleta dijo...

Mira que he vivido años en la zona y ahora que por motivos laborales no estoy tan cerca veo por primera vez las famosas fuentes!!!.
No he ido nunca y eso que me las habían recomendado un montón de gente...pero ahora si que sí, después de ver tus fotos, en cuanto pueda me hago una excursión con los peques. Gracias por compartirlo

Una flor en la mano dijo...

Hola "El mundo entre migas de galleta", es un sitio que merece la pena, espero que si vas lo disfrutes, ya nos contarás tu experiencia.

Muchas gracias por pasarte y comentar.

Un saludo

Ana

Blair dijo...

Que paraíso!!

La casita del lago dijo...

A mi me dicen que voy a tener como compañera de viaje a la pequeña Ana Elvira y me apunto con los ojos cerrados!!!! Y es que ya sabes que no soy mucho de sitios donde la madre natura se ve en su estado más puro pues entre mi alergia a los mosquitos y mi obsesión por no tener cobertura, esos sitios no son muy de mi agrado, pero por tu hija me voy ahí y a donde haga falta, jejejej

Un besazo

Una flor en la mano dijo...

Si, Judit, la verdad es que es un pequeño paraíso.

Besos

Una flor en la mano dijo...

Ana, me haces reír con tu comentario. Aquí si había cobertura y como refrescaba no había mosquitos.

Un beso guapa